Gohaninengland


Vaya, ya ha pasado un año…
21 junio 2009, 23:33
Filed under: Internet, Personal

Tenía dos opciones: poner la típica foto de tarta de cumpleaños con una vela o escribir un post peñazo. Los que paren de vez en cuando por aquí ya imaginarán la opción escogida…

Realmente ocurrió el pasado 16 de junio, pero me he acordado súbitamente esta tarde. Es curioso, debe de haber una relación directa entre tener una resaca antológica y recordar fechas importantes, porque sólo en domingo me acuerdo de los cumpleaños, las citas y demás efemérides reseñables, curioso e inquietante a partes iguales. Sigamos.

Hace ya un año que este blog fue parido, en difíciles circunstancias todo hay que decirlo. Un año y medio leyendo otros blogs provocó que me empezase a hacer preguntas a mi mismo. ¿Y si creo un blog? Naaa, no funcionaría, hace falta constancia, hay que saber escribir y sobre hay que tener cosas que contar, mejor que lo hagan otros. Pero poco a poco la idea fue madurando, de vez en cuando incluso visitaba la página de wordpress y rellenaba la mitad del formulario para crear uno, pero siempre acababa desechando la idea, faltaba poco sí, pero todavía no me había convencido a mi mismo de poder acometer con garantías semejante desafío a la vagueza (que me caracteriza).

Hasta que llegó el día en el que me decidí, no fue difícil, no dolió. Cuando uno empieza un blog, y más uno como este de tipo personal,  no sabe muy bien hacia donde va, te sientes un poco perdido. Eres consciente de que has abierto una pequeña ventana hacia tu mundo interior, una ventana en la que muchos se asomarán a cotillear, otros si hay suerte incluso te dejarán su opinión escrita en una incorpórea nota electrónica debajo del felpudo. En tu mano queda ahora decidir hasta donde vas a dejar entrar a la gente a husmear en el. Fantaseaba con miles de visitas diarias, premios al blog revelación del año o incluso de la década, centenares de comentarios, fama, fiestas en la mansión Playboy con Enrique Dans y demás gilipolleces. Pero pronto vendría el choque con la realidad. Si dicen que la fama cuesta, las visitas ni te cuento.

Los primeros post son más bien lamentables, es normal, es el peaje que hay que pagar por aprender, no hay que preocuparse. Desde junio hasta diciembre  fue algo muy experimental e irregular, pero había algo en esos (poquísimos) correos que llegaban anunciando un nuevo comentario que te provocaba un gran subidón y una satisfacción, a partes iguales también. Pero seguía faltando algo, algo que me hiciese sentir realmente orgulloso de lo que escribía y a la vez me animase a seguir haciéndolo. Un día, buscando la fórmula definitiva,  reflexioné y me pregunté a mi mismo ¿Cuales son los post que más te gusta leer en otros blogs? La conclusión fue que amaba los post personales, esos que vas degustando poco a poco mientras lees, ni muy cortos ni exageradamente largos, pero sobre todo sinceros, y a ser posible con chicha. No había más que hablar, acababa de sentar las bases sobre las que construir a partir de ese momento.

La nueva política de publicación comenzó, y llegaron post más trabajados, íntimos y personales. Con ellos también llegaron las visitas y los comentaristas, porque si algo nos gusta por encima de todo es cotillear y conocer detalles de la vida de otros. Pero sobre todo, llegó la satisfacción del trabajo bien hecho y de descubrir el escenario en el que me sentía más cómodo a la hora de escribir. Al poco el análisis en aprendeseducción, que fue el primer reconocimiento de verdad hasta ese momento, y en parte culpable de que haya seguido escribiendo porque sin el apoyo mostrado hubiese habido muchas probabilidades de flaquear y dejarlo todo en aquellos momentos de duda y desgana.

Y llegamos a la época actual, en la que ya no me pongo metas para escribir, si hay inspiración se escribe, si no, no. En esta evolución lenta y segura he ido eliminando progresivamente el uso de videos incrustados e imágenes en los post, dando importancia y prioridad al texto por encima de cualquier otra cosa. El estilo y la forma de hacer las cosas sólo se definen a base de probar y probar, después el tiempo va poniendo las cosas en sus sitio, y no se suele equivocar. Sobre todo quiero agradecer a los comentaristas, habituales o no, porque la vuestra es una labor en dos direcciones, primero por añadir debate, aportar opinión y datos, y segundo porque animáis al que escribe a no defraudar ni abandonar. Mis más sinceras gracias por seguir ahí.

Por último y para terminar con este post de cumpleaños/repaso/retrospectiva/agradecimientos, una curiosidad, este es el post que más visitas recibe con increíble diferencia desde que empecé con esto, con palabras clave del tipo fotolog de chicos guapos sin camisa, chicas sexis follando y chicas fotolog muy sexys, y que demuestra una vez más que “internet is for porn”. Hasta el año que viene.

Anuncios


Hello there!
15 junio 2009, 09:42
Filed under: Internet, Personal

¡Vaya! Para cuando me he dado cuenta han pasado ya veinte días sin actualizar el blog, una barbaridad oiga. Podría esgrimir argumentos baratos (y falsos) del tipo “es que he estado muy ocupado...” o el típico “es que necesitaba desconectar un poco de esto de internet“. Mentira. Si no he escrito hasta ahora es porque soy un vago sin remedio, fijaos hasta que punto soy vago que por no escribir ni siquiera he respondido a varios comentarios que han ido llegando mientras me ausenté, y eso que para mí lo de responder a una persona que se ha molestado en escribir un comentario es de lo más sagrado, que conste. Pero bueno, en fin, que queréis que os diga, mejor ser sincero.

No creáis que no he hecho cosas estos días, no. A principios de mes me fui junto con dos amigos a pasar cuatro días a Dublín, lo pasamos genial. Fue un viaje en el que desde un primer momento quedó muy clara cual iba a ser la filosofía del viaje: disfrutar lo máximo gastando lo mínimo. Y vaya que si lo conseguimos. Hacía mucho que no viajaba así, con amigos y sin importar realmente adonde fuésemos, porque sólo el hecho de estar con ellos era lo que realmente valía la pena. Hablamos de muchas cosas, pero sobre todo tratamos y profundizamos el tema de los escalafones sociales y lo que los rodea, puede que no se entienda al principio pero prometo un post sobre ello en breve. La verdad es que daría igual haber ido a otro sitio, las risas nos las hubiésemos echado igual.

Por otro lado, y volviendo al tema del blog, noto últimamente que me autoexijo demasiado a la hora de escribir un post. He llegado en los últimos días a tener varios borradores de post muy válidos, trabajados y revisados, pero que al final no he decidido publicar porque por una u otra razón me daba la sensación de que no estaban a la altura. ¿Pero a la altura de qué?, diréis. Pues no lo sé muy bien la verdad, porque en otra época los hubiese publicado sin dudarlo un instante, pero hoy día me he convertido en un maldito cabrón demasiado exigente conmigo mismo y me pongo el listón demasiado alto en este aspecto. Esto tiene su lado bueno y su lado malo para vosotros, los que lo leéis. El bueno es que cuando veáis un post nuevo querrá decir que es algo que ha sido escrito con cuidado, con mimo, con detalle y exactitud, ceñido estrictamente a las normas de estilo del blog (esto último es una gilipollez, pero me gusta como suena), y que ha pasado todos los controles de calidad cual hamburguesa de McDonald’s. La parte mala es que el número y frecuencia de los post se reduce, en algunos casos dramáticamente como en estos últimos veinte días, pero es el precio a pagar por un producto elaborado y de calidad.

Cuando empecé con el blog no tenía muy claro cual era el fin de todo esto, supongo que nadie lo sabe al principio y yo no fui una excepción. Tras varios meses he comprobado que me siento mucho mejor escribiendo un tocho de post cada 2-3 días, sobre algo reflexivo, más profundo por decirlo de alguna manera, que varios post al día de escaso valor que acabarían por aburrir al personal, y no es plan. No es que no me guste esa manera en concreto de mantener vivo un blog, de hecho la valoro bastante, me parece encomiable la labor de gente como Nesta, Marc, Aloisius, personas que pueden actualizar varias veces al día sin perder comba y casi diría que sin despeinarse, a mi personalmente me resultaría imposible. En mi caso particular vengo observando que el mundo de los blogs guarda mucho paralelismo con la vida, al principio nada más nacer un blog es torpe e inquieto, tiene ganas de descubrir un nuevo mundo y se publica sobre esto y aquello sin un patrón definido, un poco a lo loco. Después llega la adolescencia bloguera, ya conoces el escenario en el que te mueves y tienes ganas de gritar al mundo tu forma de ser y de pensar, lo cual se traduce en un torrente de post llenos de energía y experimentación, ya no es como al principio, ya controlas más la situación y esa confianza te anima a publicar y publicar sin parar, un auténtico frenesí, todo es efímero.

Y finalmente llega la madurez, la experiencia, la calma, el gusto por las cosas bien hechas. Da igual que tu blog tenga tan sólo nueve o diez meses, el tiempo es un factor muy moldeable en este mundo 2.0 y tú eres el que decides cuando pasar de una época a otra, normalmente al contrario que en la vida real. En este momento llegan los post más íntimos y personales, ya no tienes que esforzarte en correr a la par de la vorágine que te rodea, tú manejas ahora el tempo y te gusta. En esta edad bloguera es en la que me encuentro ahora mismo. Ya no vivo pendiente de las visitas entrantes, ni de el determinado éxito o fracaso de algún post, ya hace tiempo que dejé de mirar cada dos o tres horas el correo por si llegaba algún mail anunciando un nuevo comentario. Es por todo esto que ahora escribiré cuando realmente tenga algo que decir, y hasta ese momento lo único que se sabrá de mí será por mis comentarios en otros blogs o en las respuestas a los mismos aquí.

Se de sobra que no es necesario escribir todo esto pero me gusta tratar estos temas porque seguramente todos lo hemos pensado alguna vez. Probablemente en el 98% de los casos este blog no deja de ser una suscripción RSS como otra cualquiera, que si publica algo se lee y si vale la pena incluso se comenta, y si no, a otra cosa. Por suerte también se de sobra que hay un pequeño grupo de gente que nunca falla y no duda en comentar cuando se publica algo por aquí, si no fuera por ellos seguramente estas reflexiones de corto alcance nunca se verían animadas a salir de mi cabeza para acabar aquí. Gracias.



¡Online!
26 abril 2009, 18:35
Filed under: Internet, Personal

dsc_0084

Un año sin internet puede sonar a macabra tortura para muchos de los que leéis esto, pero para el que o escribe ha sido una realidad, desgraciadamente. Hace un año aproximadamente y debido a una mudanza tuve que dar de baja mi amada línea, y como la casa a la que nos mudamos era un poco provisional, no nos dimos de alta. Fue pasando el tiempo y pese a dejar ya aquella casa e instalarnos en la definitiva, el tema internet seguía parado, muy a mi pesar. En la zona donde vivimos (Jaca, Huesca) existe todavía aquel monopolio que Telefónica tuvo en el pasado debido a que es un lugar un poco remoto y alejado de la mano de dios. Aquí o estás con Telefónica o no estás con nadie, o aceptas sus abusivos precios o te quedas offline.

Después de aproximadamente un año esperando a que otras compañías estableciesen aquí sus servicios (Vodafone lleva diciendo que enseguida vienen pero todavía no, después de 8 meses), no quedó otro remedio que buscar una salida dialogada al conflicto porque me estaba volviendo loco de tener que conectarme a través del GPRS del iPhone o desde el trabajo (con los consiguientes problemas), que algo es algo, pero llega a desesperar la verdad. Tras unas duras negociaciones con mi novia y en vista de una mierda de oferta que publicó Telefónica (no nos engañemos, son unos ladrones), decidimos volver a confiar nuestras comunicaciones a esa panda de ladrones.

El servicio de instalación ha sido desastroso. En principio nos iban a instalar a línea antes de semana santa, pero entre problemas técnicos de diversa índole y retrasos varios, resulta que han estado mareándome durante 15 días hasta que por fin han hecho algo. Y digo hecho algo porque aunque llevo unos días ya con mi conexión funcionando, teóricamente todavía no debería funcionar. La escena fue más o menos así:

Martes 21 de Abril, 16 días después de la primera cita con el técnico de Telefónica, éste se presenta en mi casa después de unas 10 conversaciones telefónicas a lo largo de 16 días en las que me va diciendo cada vez que hay un problema diferente a la hora de instalar la línea (su credibilidad era ya más que nula):

Técnico: Bueno, a ver si arreglamos estoooo.

Yo: A ver si es verdad (hijodeputa)

El técnico saca un portátil del año de la polka y se tumba en el suelo de mi salón para hacer sus cosas de técnico.

Técnico: Vale, en principio no hay problema, acabo de comprobar el estado de la línea y todo parece estar bien.

Yo: ¡No me jodas! ¡No me lo puedo creer! ¿En serio no hay ningún problema ya? (El sarcasmo parece que no se lo toma muy bien e ignora el comentario ipso facto)

Técnico: Sólo una cosita, voy a hacer una llamadita a la central para que me confirmen que todo está bien. Me voy un momento a la calle que aquí no tengo cobertura.

Yo: Ahí tiene la puerta buen señor (le señalo la salida de casa)

25 min después (sí, 25min) vuelve de hacer la llamadita, y cual es mi sorpresa cuando me dice:

Técnico: Joder, siento tener que decir esto, pero parece que hay algún problema con las cajas del bloque y en principio no vas a tener línea hoy.

Yo: (Silencio tenso) No sé porque mire Ud. pero me lo temía, 21 días esperando desde su primera llamada se me hacía poco tiempo la verdad para dar de alta una línea. (El sarcasmo nuevamente no la hace ni puta gracia, pero me da igual, es en lo único con lo que puedo disfrutar en ese momento de furia interna)

Técnico: Mira, vamos a hacer una cosa, yo me voy ahora a la central pero mañana por la mañana te llamo con lo que sea, ya sea para bien o para mal. No obstante y visto el problema que es, creo que ya no va a hacer falta que venga más por aquí. Pues bueno, lo dicho, mañana hablamos. Adiós Gohan.

Yo: Adiós Sr. Técnico, espero su llamada.

Al día siguiente y al ver que este impresentable no me llamaba, decido tomarme la justicia por mi mano. No penséis que saqué un revólver de una caja de zapatos de mi armario y salí a la calle a buscarlo, no, aunque me hubiese gustado. Busqué por las habitaciones hasta que encontré los cables necesarios y un router que tenía de mis anteriores casas, lo conecté a la línea de teléfono y… ¡Sorpresa! ¡Hay línea! ¡Y además va a toda hostia! No me lo podía creer, y yo esperando a que me llamase el técnico de los huevos.

Así quedó la cosa el martes, hoy es domingo y la llamada todavía no se ha producido, dudo mucho que la reciba ya desde luego. Lo que sí voy a hacer es ir a la tienda de Teléfonica donde lo contraté a contarles lo que me pasó, y aunque se que no sirva de nada, el montar un poco el pollo allí hará que me sienta en poco más en paz.

P.D Es el primer post que escribo con el macbook desde mi propia casa, es una sensación extraña…



Meme: 5 cosas que te revientan de los videojuegos
22 abril 2009, 11:00
Filed under: Internet, Personal

Va de memes la cosa, dos seguidos, y a falta de pan buenas son tortas que diría aquel. Este meme es una oportunidad en toda regla para cargar contra la industria del videojuego en general así que me froto las manos. No soy ningún experto y lo que puedo aportar más que nada son opiniones de abuelo cebolleta pero bueno… empezamos:

1 – Los juegos de terror: estoy hasta los mismísimos cojones de los juegos de miedo, o más bien supuesto miedo, que inundan los catálogos. No son mas que un calco unos de otros. Juegos hechos a base de tópicos muy, pero que muy quemados. Coged a un protagonista anodino, una ambientación siniestra, unas voces de niños y unas manchas de sangre y ya tenemos juego! Vamos hombre, ¿donde están aquellos revolucionarios primeros Resident Evil? ¿O el gran Silent Hill con su novedosa ambientación del principio y ahora convertido en una exhausta gallina de huevos de oro? ¿no da para más la mente de los creativos? Menos mal que con juegos como Dead Space me tengo que callar la boca un poco.

2 – La facilidad de los juegos actuales: ¿donde se ha visto que pasarse un juego sea cuestión de tiempo y no de habilidad? Los videojuegos que últimamente salen al mercado (desde hace unos años) parece que están hechos para niños de 5 años. Puedes salvar partida en cualquier momento y ya rara vez necesitas consultar una guía porque estés atascado cual pelo púbico en garganta de Larry David (necesitaba hacer esta comparación). Antes pasarse un juego era recorrer un calvario de enemigos a cual más jodido, y pasando penurias con barra de vida al borde del agotamiento, ¡eso era un reto coño!

3 – Títulos exclusivos: me revienta hasta límites insospechados tener que comprar tres consolas diferentes para jugar a los mejores juegos. Los precios de las consolas no están como para tirar cohetes y menos en los tiempos en los que estamos. Me jode mucho saber que si disfruto de un Metal Gear 4 no podré viciarme al Halo, ni al Zelda Twilight. Si meto tres consolas en casa se de una que me echa a la calle pero de la misma. Sé que pido un imposible pero por favor, unifiquen los títulos.

4 – Periféricos y accesorios cada vez más caros: cuando tenía la PSX un mando costaba sobre los 18€, con la PS2 los mandos costaban 30€, y con la PS3 ya rondan los 50€ ¿estamos tontos o que? Comprendo que cada vez llevan más tecnología dentro pero coño, no os paséis tanto. Por no hablar de las mochilas específicas de transporte, los cables HDMI, los volantes, etc. Cada vez son más y más caros, y al comprar una consola te puedes creer que ya lo tienes todo y el sangrado de dinero ha terminado pero… para nada chaval. Aún te queda comprar el segundo mando, un juego por lo menos y el HDMI. Los 100€ extra no te los quita ni dios.

5 – Gran Turismo 5: este último punto es una especie de reivindicación que quiero hacer desde hace tiempo. Soy un auténtico fanático de la serie de los Gran turismo desde el primero que salió a la venta (me considero muy bueno jugando) y me revienta muy mucho el estar en pleno 2009 y que todavía no haya salido la versión completa para PS3. A estas alturas todavía no tengo una consola next-gen (ya se podría decir now-gen) y si no la tengo es porque estoy todavía esperando este juego, lo que evidentemente me aboca a la compra de una PS3. Vale que está el Prologue, pero es que llevan 5 años desarrollando el jueguecito de marras y ahora va y dicen que para navidad de 2009, aunque es el enésimo retraso y esa fecha tiene para mi la misma credibilidad que Gaius Baltar prometiendo ser monógamo. En fin lo que quiero decir es ¡que saquen ya el GT5 para tener la excusa perfecta y comprarme la PS3!

Y estas son algunas de las cosas que me revientan de los videojuegos. Me dejo en el tintero algunas otras como el precio de los juegos, el olvido de los hardcore gamers en favor de los casual gamers y alguna que otra cosa más, pero que ya se han dicho en los memes de otros autores. Como siempre el que lo quiera seguir es muy libre de hacerlo, que coño, ¡Seguidlo! ¡Vamos a poner a parir a estos sacacuartos de la industria del videojuego!



Memeando
19 abril 2009, 08:45
Filed under: Internet, Personal

Vía Diary of a sad fat me llega este meme que después de unos días sin escribir nada es lo más original que tengo para postear de momento, sí, es triste, pero no puedo hacer mucho más por ahora. Este meme me gusta porque ofrece la posibilidad de conocer personalmente un poco mejor al que lo escribe, y eso siempre es de agradecer entre los lectores habituales. Sin más dilación porque tengo bastante trabajo esta mañana, vamos allá:

Las normas son las siguientes:
1. Responder a las preguntas en tu blog.
2. Cambiar una pregunta que no te guste por otra inventada por ti.
3. Añadir una pregunta creada por ti.
4. Pasarlo a otras 8 personas.

¿Un buen lugar para relajarse? El sofá de mi casa al mediodía, antes de comer, cuando entra la luz del sol a través de la ventana y te da ese calorcito tan agradable. Casi siempre me quedo dormido.
¿Te echas la siesta? Siempre que puedo, unas 3 ó 4 a la semana normalmente.
¿Quién ha sido la última persona a la que has abrazado? A Tania, mi novia, anoche.
¿La última cosa que te has comprado? El libro de Aldous Huxley “Un mundo feliz”, por recomendación de Ponzonha.
¿Qué escuchas ahora mismo? El hilo musical del hotel donde trabajo, bastante mediocre la verdad (suenan los Backstreet Boys).
¿Tu estación del año preferida? El verano, aunque el invierno mola también porque se puede esquiar.
¿Qué tienes en tu armario del baño? No tengo armario en el baño, de momento.
Dí algo de la persona que te pasó este meme. Me gusta cómo escribe y no deja de sorprenderme con sus post. Es de esas personas que me gustaría conocer en el “mundo real”, seguro que teníamos mucho de que hablar.
Si pudieras tener una casa totalmente amueblada gratis en cualquier parte del mundo, ¿dónde te gustaría que estuviera? En Nueva York o en Sydney, un duplex de 200m cuadrados en cada planta en pleno centro y con 3 plazas de garaje por si vienen invitados. Eso sería suficiente.
¿Lugar favorito de vacaciones? Mi pueblo en fiestas de verano y con (todos) los amigos de siempre.
¿Cuál es tu té favorito? No suelo tomar, me saben muy sosos la verdad.
¿Que tipo de musica te gusta? Cualquier música hecha con criterio y calidad es buena para mí. Realmente escucho de todo, excepto mierda del tipo Cadena Dial, Los 40, etc.
¿De qué te gustaría librarte? De las preocupaciones absurdas.
¿Qué querías ser de pequeña/o? Leñador o cobrador de autopista, en serio.
¿Qué echas de menos? Patinar y hablar con viejos amigos a los que hace tiempo que no veo.
¿Un sueño? Vivir del cuento y recorrer el mundo.
¿Cuál es tu marca preferida de vaqueros? Volcom o Carthartt.
¿Qué pieza de diseñador de ropa te gustaría tener (nueva o vintage)? Un traje a medida de Jean-Paul Gaultier me valdría.
¿Vivirías tu vida de otra manera a como la vives ahora? Quizás.
¿Volverías a crear el blog? Sí.
La pregunta de Nameji es: NO podrías vivir sin… música (topicazo).
La pregunta de María es: ¿Con que celebridad te identificas? Con ninguna al 100%, pero si que destacaría ciertos aspectos de bastantes de ellas.
La pregunta de Adegea es: Físicamente, ¿quién es tu hombre/mujer ideal? En hombres Keanu Reeves, y en mujeres Monica Belucci por ejemplo.
La pregunta de Xocolat es: ¿Qué prenda (ropa, calzado o complemento) tienes en casa que tenga mucho valor sentimental para ti y explica porque? Una camiseta de Electric negra que compré hace 5 años y se mantiene como el primer día después de cientos de lavados y horas de sol, además de que es la que mejor me queda, nunca ha perdido la forma. Desde entonces simplemente la amo.
La pregunta de La Ratona Presumida: ¿en el armario de qué famosa/o te gustaría perderte? No lo sé, por mucho que vea a algún famoso bien vestido es difícil saber si lo ha hecho por si mismo o un estilista le ha recomendado vestir así.
La pregunta de Montoyica: ¿Cual es la combinación de colores que mas usas? Nunca me he parado a pensarlo, mmmm, ¡siguiente!.
La pregunta de Nassus: ¿Cómo reaccionas si te dejas el teléfono móvil en casa? Me siento como si saliese desnudo a la calle, soy de los que lo miro cada 3min.
La pregunta Nuku-Nuku : ¿Sexo con amor o sin amor? Ambas.
La pregunta de Melora: ¿Con quién te has reido por última vez? Con mi jefe hace 10 min. mientras veíamos a unos snobs que han venido a jugar al campo de golf del hotel ¡Que pintas llevaban!
La pregunta de Gordi:¿Tienes curiosidad por conocer más a algún/a bloguero/a que sigues? Por supuesto me encantaría, siempre te imaginas como son esas personas que están detrás de los post que lees a diario.

Mi preguta es: Cuando te levantas en un día libre ¿Te duchas nada más levantarte o prefieres desayunar primero?

Bueno y hasta aquí hemos hemos llegado con este meme, me gustaría ver lo que ponen Nesta, Marc, Retroyonki… No me gusta pasarlo así que si les parece un buen meme que lo hagan y si no, pues nada, a otra cosa mariposa.



Cambio de imagen
12 abril 2009, 07:52
Filed under: Internet, Personal

Después de unos cuantos días sin publicar nada no penséis que he estado rascándomela sin más, no, lo prometido es deuda. En vez de escribir, esta vez me he puesto a rediseñar un poco el blog, se podría decir que un poco bastante. Porque ya iba siendo hora de cambiar un poco el aspecto de cara a la primavera-verano-otoño, empezando por la cabecera con un nuevo header más currado y colorido (realmente me encanta el resultado final). Pero lo verdaderamente importante es además el cambio de theme, el cual me ha tenido bastantes horas pegado delante de la pantalla hasta que he conseguido darle un poco el aspecto que quería.

Hay que partir de la base de que mis conocimientos de CSS son limitadísimos, de hecho creía que lo de CSS era algo así como los cursillos a distancia que anuncian por la radio (sí, el chiste es mío, una pena oye). En fin que a base de probar a ciegas una y otra vez me e ido enterando de que iba todo este rollo y la verdad es que me ha gustado mucho descubrir el potencial que tiene a la hora de currarte tu blog. Aún me quedan algunas cosas por pulir que cuando tenga un rato iré haciendo, pero de momento creo que el resultado final es más que aceptable. Me sorprende mucho la de blogs feos y caóticos que hay por ahí siendo tan fácil hacer algo bonito y funcional la verdad, pero ese es otro tema.

En un mundo dominado por los lectores de feeds cada vez importa menos la imagen del blog, pero a mi me sigue diciendo mucho, y mientras pueda será uno de mis objetivos prioritarios a la hora de mantenerlo. Espero que guste a los lectores habituales y que así me lo expreséis en los comentarios, podéis criticar cuanto queráis ahora que tengo mi orgullo tan subido después de ver lo que unas horas delante de una hoja de estilos y cero conocimientos previos han sido capaces de hacer.

P.D. Con esto doy por concluido mi periodo de vaguerío descontrolado, a ver si me pongo las pilas y empiezo a escribir un post al día como en los buenos tiempos.



Meme: el día de mi primer post
17 marzo 2009, 21:07
Filed under: Internet, Personal

Bueno, el segundo meme de la corta historia de este blog, y otra vez vía EnGeneral.net (¿es que nadie más se acuerda de mi? Joooo…). Esta vez se trata de contar un poco como fue la experiencia de publicar el primer post. Pues fue extraño pero bueno, siempre hay una primera vez para todo.

He sido una persona siempre interesada en el mundillo tecnológico, el típico enteradillo de la cuadrilla en muchas ocasiones, y el consejero al que le puedes llorar con tus problemas sobre virus, eMules y demás tópicos informáticos. En mi caso llegué relativamente tarde a esto de los blogs, hacia principios de 2007 empecé a darme cuenta en la diferencia que había entre las webs de toda la vida, y esas páginas donde se podía dejar comentarios. Unos meses después era rutina consultar a diario una serie de blogs que me gustaban bastante, el descubrimiento de Google Reader lo potenció, lo típico vamos.

Pasado un tiempo me dije “Si ellos pueden, yo también” Y así la idea de crear un blog fue madurando en mi inquieta cabecita. Intenté crear uno con Blogger, pero la interfaz de usuario literalmente apestaba. Me desanimé por unos días. A la semana siguiente día me envalentoné y decidí darle a la idea una segunda oportunidad. Visité la página de wordpress y aluciné con la facilidad de uso, estuve un rato toqueteando todo, explorando las posibilidades. Era julio de 2008 cuando publiqué mi primer post.

Al principio no tenía claro de que iba a escribir (imagino que como todos al principio), y eso se puede comprobar al consultar las entradas previas a diciembre, irregulares, saltando de tema en tema y con poco o nulo interés para cualquiera que se pasase por aquí entonces. Más o menos como ahora pero sin esperanza de que alguien escribiese un comentario vamos.

Y así fue como este blog fue parido en un lejano servidor de alojamiento de cuyo nombre prefiero no recordar, bueno va no se donde se aloja realmente la verdad. Les enculo paso este meme a Nesta, a Gordi y a .Undermind a ver que se cuentan.