Gohaninengland


¿Viene a sellar el paro? Vaya a la mesa 4 por favor.
10 julio 2009, 03:05
Filed under: Personal

Se plantea una interesante incógnita para estos meses de verano y el desenlace puede coger desprevenido hasta al más pintado. Hoy voy a escribir sobre mi trabajo. En los últimos días hemos estado a punto de echar el cierre tras varios años de opulencia y derroche total en el complejo turístico donde trabajo. Cuando todo esto se empezó a construir y remodelar en 2001 el pelotazo inmobiliario estaba asomando por el horizonte, los pisos empezaban multiplicar su valor cada pocos meses y los bancos soltaban créditos presentando solamente el DNI. Aquello eran buenos tiempos diría Paco, pero todo lo que sube baja y no se tardaría demasiado en comprobarlo. No voy a aburrir con frías cifras, pero os aseguro que lo que se invirtió por aquí multiplicaría varias veces el presupuesto del Madrid de Florentino, y eso es mucho según dicen. Como el cuento de la hormiga y la cigarra, en tiempos de abundancia se podría haber ahorrado y optimizado el gasto, se podrían haber aprovechado bien aquellos recursos ilimitados para crear una sólida base de negocio sobre la que crecer, pero entonces no hubiera sido tan divertido pensarán seguramente las decenas de directivos chupópteros sin escrúpulos que estuvieron al mando.

En enero de 2008 éramos unas 615 personas trabajando aquí, más otras 800 aproximadamente construyendo mastodónticos nuevos edificios a 1632 metros de altitud. El proyecto era ilusionante e impresionante a partes iguales, todo construido por arquitectos de renombre, restaurantes asesorados por estrellas de la cocina, centros deportivos dirigidos por figuras consagradas del deporte, ambiente elitista, exclusividad en el trato, etc. Aquello parecía el proyecto que por fin colocase al Balneario de Panticosa en el lugar que nunca debería haber abandonado, la élite. Un negocio redondo en todos los sentidos, extrañaba incluso que nadie se hubiese dado cuenta antes. Durante bastante tiempo se trajeron autobuses enteros de trabajadores extranjeros para la contratación, polacos y colombianos en su mayoría, ya que con la población natural del valle no llegaba ni para empezar y se necesitaban muchos camareros, cocineros, masajistas, recepcionistas, contables, mantenimiento, limpieza, seguridad, recursos humanos, camareras de pisos, directores, y un largo etcétera. Nos incorporaban a todos en puestos donde ya no se necesitaba más gente, el único requisito era tener dos brazos y dos piernas, si cumplías, te ponían el contrato sobre la mesa y a funcionar. Si me hubiesen dicho que las intenciones del jefe eran las de formar un ejército e invadir la península desde los pirineos hasta Melilla, lo hubiese creído, por lo menos gente había de sobra para hacerlo. 

Si sobraba personal, cosa habitual, se creaban nuevos departamentos y puestos de trabajo surgidos de la nada, y por supuesto, para nada. En el departamento de compras todo lo que se necesitase tenía que cumplir una sola norma para ser aceptado, tenía que ser lo más caro del mercado. Así se derrochó sin talento en sillas de 400€ cada una, en colocar orquídeas y demás flores frescas en todas las esquinas semanalmente, en lápices de grafito, en sábanas de lino, en gastar miles de euros semanales para abastecer las cámaras de tres restaurante de lujo a los que nadie iba, bueno sí, miento, sólo iban los directivos, por supuesto by the face faltaría más. Y así pasamos felices los días en aquel agujero negro financiero de alta montaña, gastando y gastando mientras que las ganancias no llegaban ni para cubrir la mitad de las nóminas. Hasta que de repente llegó la crisis, ¿han oído hablar de ella?

Hoy en julio de 2009, año y medio y un expediente de regulación después somos unos 125 trabajadores en total, ofreciendo los mismos servicios por supuesto, no se vayan a pensar. Las faraónicas obras están paradas desde hace un año, por falta de liquidez y deudas. Los principales proveedores no nos venden ni refrescos por las deudas que justamente nos reclaman. A principios de junio y tras un retraso a la hora de cobrar, lo que algunos veíamos venir sucedió, y nos convocaron en una reunión para contárnoslo. Nos dijeron varias cosas, que la empresa estaba muy mal económicamente, que quizá no cobrásemos ninguna nómina más y ya no hablemos de finiquitos e indemnizaciones, y que a finales de ese mismo mes echarían el cierre a todo el complejo (tres hoteles, un casino, un campo de golf y un balneario gigantesco recién inaugurado, sin contar las obras). ¿Me estás diciendo que el mes que viene estamos TODOS en la calle y no vamos a cobrar? Eso parecía, y encima era lunes. Las caras de todos nosotros eran un poema, aunque viendo el modelo de negocio imperante era previsible. El final de junio llegaba, nos pagaron muy tarde la nómina de mayo, pero nos pagaron, y cuando faltaban escasos cuatro días para terminar el mes seguíamos sin ninguna noticia referente a nosotros, lo que viene siendo los trabajadores y tal (Eeeooo… ¿alguien se acuerda de nosotros…?). Seguíamos trabajando igual sí, ofreciendo nuestra mejor sonrisa al cliente, pero nadie nos comunicaba absolutamente nada y el mal rollo se palpaba en el ambiente.

Finalmente el final de junio llegó y se nos convocó para otra reunión, se recomendaba llevar palomitas, la cosa prometía. Un tipo que hablaba en nombre de la empresa nos comunicó que en principio y contra lo anteriormente dicho, se iba a continuar trabajando hasta finales de agosto, dos meses más. Era una pequeña alegría, dos meses más de trabajo, aunque a más de uno le sentó bastante mal debido a que ya había estado planeando sus vacaciones de verano contando con la irrisoria indemnización que nos corresponde, incluso se mostraban indignados, ver para creer. En este país siempre ha habido catetos, nada nuevo. Lo que también nos dijeron era que existía una posibilidad razonable de que hubiese retrasos en los pagos de nóminas, pero nada serio, unos pocos días solamente. Pues bien, hoy es diez de julio y todavía no hemos cobrado mire usted, haber como se le explica al banco que los pagos pendientes no van a poder ser abonados a tiempo porque tu empresa está en bancarrota y no entra en sus planes pagarte. Y así seguimos, trabajando, sonriendo al cliente y siendo profesionales, aunque a algunos cada vez se nos hace más complicado la verdad.

Si me despiden me joderá como es normal, pero dentro de lo malo dispongo del máximo de paro acumulado, ninguna deuda importante por liquidar, unos padres que confío me ayudarán  en lo que me haga falta y todo un futuro por delante. Bien diferente es el caso de todos aquellos compañeros y familias que metidas hasta el cuello con una hipoteca, con niños pequeños y con los ambos sueldos viniendo del mismo lugar, se van a quedar en la puta calle. Y no se quedan en la puta calle por razones de fuerza mayor, se quedan allí porque en su día hubo toda una serie de directivos, completos inútiles, a los que lo último que les preocupó fue el bien de la empresa o su viabilidad. Para ellos lo único importante fue llenarse los bolsillos de sus caros trajes con dinero, hacer currículum y vivir el momento sin tomar una sola decisión acertada. Y no es demagogia, yo estuve allí y lo vi con mis propios ojos, lo prometo. Jamás observe mayor número situaciones kafkianas y absurdas en tan corto espacio de tiempo. Aquello era el despropósito infinito como forma de vida. En el lado opuesto tenemos a toda esta gente que hoy por la mañana madrugará y con la legaña pegada al ojo vendrá a trabajar un día más, sabiendo que quizá no cobre ni un euro por su trabajo. Al fin y al cabo, otra miserable historia más de obreros y empresarios.

 ACTUALIZADO

Me acabo de dar cuenta de que este es el post 100. Que alegría, que alboroto…

Anuncios

11 comentarios so far
Deja un comentario

La verdad es que ahora mismo sorprende más los que siguen con su trabajo, que los que han sido despedidos (yo incluido). Mira por donde creí que el unico sector que se iba a librar de la crisis era el de lujo, pero visto lo visto, si las cosas no se hacen bien, al final da igual, te vas a la mierda igual que todos.

En fin, al menos no tienes nada pendiente, en estos días ya es algo positivo. Suerte.

Saludos.

Comentario por .undermind

Joder como esta el asunto…..no pensaba q llegaran a cerrar absolutamente todo…vete metiendo la cabeza por si acaso en algun otro lado…
en dos findes VOY

Comentario por Weso !

… y así le va a la economía, a las empresas, a las personas: como el culo. Siento lo tuyo, Gohan. Espero que el cambio, si se produce, sea para bien. Un beso, cielo.

Comentario por Gordi

Básicamente lo de siempre. La única ayuda que tendrían que dar los gobiernos en estos casos sería asumir a los despedidos para trabajar para el estado (como laborales o alguna modalidad que no implicara ser funcionario). Si la empresa se hunde es culpa de sus dueños y gestores, es el libre mercado.

Comentario por Nesta

Ese es el problema, que simplemente es “una más”. Ya nos hemos acostumbrado, porque todos los días pasa y ya no es noticia.

Comentario por supersalvajuan

Espero que tengas suerte, desde luego es lamentable pero me temo que era de preveer por lo que explicas.

Me hace gracia tu comentario sobre lo mal que a tus compis les parece trabajar dos meses mas…En fin, tu ves moviendote y con suerte tal vez enganches otro currete antes que acaba este !ánimos!

Comentario por Marc Vidal

@.undermind, es verdad que el sector turístico de lujo se ve menos resentido que otros, pero nuestro problema en particular es que la empresa que construyó, gestionó y nos paga es una inmobiliaria, y está muy muy jodida económicamente.

@Weso, pues ya ves si está jodida tío. Hablamos cuando vengas bribón!

@Gordi, pues a ver si es verdad. Ahora como sea cosa del karma, algo muy malo habré hecho…

@Nesta, de ser así, me veo barriendo autovías al estilo Corea del Norte porque nos íbamos a juntar una millonada de funcionarios al paso que vamos… 🙂

@Supersalvajuan, razón no te falta, si esto pasa hace tres años hubiera tenida bastante más repercusión en los medios, pero nos pasa como con los muertos en la tele, que son el pan de cada día.

@Marc, previsible era, desde luego. Respecto a lo de mis compañeros, pues ya ves, imagino que alguno habría contratado el viaje a Benidorm previamente porque si no…

Comentario por Gohan

La cosa está muy malita, pero hay que seguir mirando al frente y tener la esperanza de que saldrémos adelante, el conseguirlo,dicen, que depende de la “voluntad social”, que el primer paso para conseguir algo es creer que es capaz.

Animo! Un besito

Comentario por Blind-y

Feliz post 100, aunque veo que muy muy feliz como que no es…

La verdad es que es una pena que pasen estas cosas, sobre todo, para los que no tienen culpa de nada y son quienes pagan el pato y lo van a pasar mal de verdad…

Espero que te vaya bien, pase lo que pase.

Un besitooo

Comentario por acoolgirl

@Blind-y, lo de que depende de esa “voluntad social” es un discurso muy bonito cuando viene de los gobernantes. Veremos que pasa al final, ¡queda poco para el desenlace!

@acoolgirl, ¡Gracias!

Comentario por Gohan

Felicidades por el post nº100 !!!

Comentario por zeronozer




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: